Este post va a ser una pequeña excepción en la serie de “personas inquietas”, porque no será una conversación particular con el personaje la que me servirá de nexo de unión en estas líneas.

Ya averiguarán qué es…

Virginia Imaz es profesora, es actriz, pero creo que sobre todo… es clown. O sea, payasa.

Tras haber pasado por el Circo del Sol, parte de su realidad profesional se llama hoy Oihulari Klown, compañía de teatro que fundó en 1979.

Aparentemente, la página web que yo conocí ha desaparecido (habrá sido, seguro, arte de magia ;-)) y se anuncia ahora en construcción, donde sólo es accesible una vía de contacto por mail. No obstante, he podido rescatar alguna vieja información aún accesible en la que pueden trastear por algo de lo que hacen…

Pero salgo definitivamente de la compañía que fundó y vuelvo a la persona porque, aunque supongo que no para ella, Virginia Imaz es para mí y sobre todo Pauxa.

La conocí en el Kursaal de San Sebastián hace 4 años, resumiendo y cerrando una jornada llena de ponencias sobre inteligencia emocional.

Bien… creo que una demostración de “inteligencia emocional” es precisamente lo que ella hizo.

Les aseguro que no son capaces ni de imaginar la excepcional finura del humor con que, de manera absolutamente elegante, fue capaz de hilar cada matiz humano, cada contradicción, cada idea-fuerza que había ido flotando en la sala a lo largo del día.

De no haber estado presente, no hubiera creído que un clown era capaz de advertir las sutilezas de sesudas ponencias de prestigiosos técnicos y teóricos sobre el tema de esa forma, de las preguntas y los comentarios que surgieron entre los asistentes…

Y no recuerdo haberme reído más en años.

Tras su intervención, los 300 supuestos directivos o gente de empresa que asistíamos a la jornada, muchos encorbatados, disfrutábamos de un exquisito almuerzo en los comedores del Kursaal. Virginia Imaz llegó al salón algunos minutos más tarde, cuando los demás ya habíamos empezado a comer. En ese escenario, no dudé en levantarme, acercarme hasta el punto por donde ella acababa de entrar y darle las gracias con un público y largo abrazo.

Por la cara que puso… supongo que si lee estas letras (cosa que dudo) lo recordará… :-)

Aunque ninguna ha superado a aquélla, la he visto en otras ocasiones (la última en el Re’09 de infonomia) haciendo el mismo espectáculo (siempre diferente, como no puede ser de otra manera): las Klownclusiones, un derroche de ingenio que les recomiendo no perderse si algún día tienen la ocasión de que Virginia Imaz le ponga cuerpo.

“Modelo Clowntrapublicitaria”, “Molestias Clównicas”, “Divinas”… son otros espectáculos con un tono que seguro que, a medida que se acerquen, irán identificando.

Hay incluso vídeos en la red que permiten un acercamiento audiovisual al personaje, pero casi… que mejor no. Mejor vayan a que les conmueva en persona…

La Fundación EDE, en su programa de formación abierta, ha organizado un curso titulado “Liderar desde el humor” que conducirá Virginia Imaz, los días 29 y 30 de este mes de enero de 2010. Como aperitivo, “Entiendo el humor“, un texto reflexivo sobre su importancia en la vida.

Están a tiempo, ya ven, de conocerla en una faceta menos habitual pero muy atractiva. Están a tiempo de aprender y de conmoverse con ella.

About these ads