Sin categoría


Temas de empresaOrden.

Hacía tiempo que sentía ganas de poner un poco de orden en los temas que voy desgranando en este blog… y en especial en los que se refieren a los asuntos de empresa.

Por ahí he empezado, creando una nueva página denominada “temas de empresa“, donde enlazo los artículos más relacionados con la gestión empresarial, agrupados en cuatro bloques y sin orden cronológico ni natural ni inverso.

Les confieso que mi primera tentación fue redefinir las etiquetas… pero primero la pereza (y cuando tengo pereza mental es que algo no acaba de encajar como debiera, aunque no sepa muy bien qué es) y luego el darme cuenta de que las etiquetas puestas no están tan mal puestas, acabó por decidirme a no hacerlo.

La nueva página me permite ordenar los artículos por contenidos, más como si formaran parte de un libro… y eso es lo que necesitaba. Como este blog no crece deprisa, el volumen de lo escrito se mantiene en una dimensión que lo permite y que no hará muy penosa su continua actualización. O eso espero…

Me da en la nariz, queridos lectores… que habrá más.

5-manoEs que nada es lo que era.

En las personas, al hacerse mayores, eso de celebrar cumpleaños va perdiendo un poco la gracia. Y eso le ha debido de pasar a mi blog, que ha cruzado hace un mes el rubicón de su quinto aniversario sin enterarse.

Pues habrá que corregirlo, que uno tiene un rincón de tradiciones que gusta de alimentar…

No hay ninguna duda de que este quinto año está marcado por mi artículo sobre la caída de Fagor Electrodomésticos. Como ya mencioné (y adiviné conclusiones entre líneas) en otro artículo posterior, ese post fue el más largo del blog, el que recibió mayor número de visitas por persona y el que hasta ahora marca el récord de visitas diarias, semanales y mensuales, además del récord de comentarios.

Aunque a pesar de ello, respecto a los números del blog, San Google introdujo a principios de 2013 nuevos y relevantes cambios en sus algoritmos, que profundizaron mi alejamiento emocional de las cifras. Ya se sabe… la decepción no entiende de razones… que por otra parte seguro son muy razonables.

El resumen de publicaciones recoge 15 posts y es el siguiente:

Reflexiones:

Vibraciones:

Y los restantes:

El impacto de los “Apuntes sobre Fagor Electrodomésticos” le hizo perder por un momento su particular liderazgo, pero mis reflexiones sobre “Ventajas e inconvenientes de la gestión por competencias” han vuelto a marcar el ritmo en los meses posteriores, recuperando la primera posición y superando ya las 7.000 visitas totales desde que fuera publicado.

El citado post sobre Electrodomésticos sí es claramente el más visitado del año, acompañándole en el “top ten” la reseña del libro de Kundera, “La insoportable levedad del ser“. “Lo que cuesta tener coche y el carsharing” entra también en los 20 más leídos del año, junto con la segunda entrega de “La diversificación como estrategia empresarial“.

Las mayores alegrías, en cualquier caso, vienen de los comentarios (menos que en años precedentes, pero muy agradecidos) y de las 117 suscripciones que se mantienen (quizá por la desaparición de Reader también menos que un año atrás, pero igualmente agradecidas).

Puede que “inquietos” haya perdido intensidad, continuidad o interés… pero quien comenta o lee regularmente esta bitácora es alguien que después de la lectura da el paso de hacer algo más, porque ello le aporta el suficiente valor como para dedicarle parte de su tiempo. Y eso, mis queridos lectores, es un hecho que merece ser honrado.

Los fríos números más abajo… y seguimos otra temporada.

tabla-año5

mensual1402

 

cumpleaños4Cuatro años de blog. En síntesis numérica, unas 100.000 páginas vistas y casi 1.000 comentarios (incluidos propios y pingbacks), para 123 artículos.

Cada año he estado presentando un cierre dividido en dos partes (el resumen de los 12 meses y el balance de la experiencia), pero a partir de ahora iré dejando todo en un único post… para no aburrir en demasía.

Empezaré por decir que el balance de escribir un blog sigue siendo positivo, pero también que las sensaciones que me provoca esta casa son muy diferentes a las de años anteriores.

Mientras que las cifras cada vez me dan más igual (sin negar que halaga mucho un post muy ‘tuiteado’ o muy leído, la liviandad con que acojo los ascensos o descensos bruscos de visitas es casi como la de levantarse cada mañana para empezar el día), sin embargo empieza a surgir algo así como un cariño por la criatura que, lejos de ser un proyecto en el que me embarque con ilusión y con ganas, cada vez se parece más a un abrigo que me colocara por encima en cada viaje, un nuevo apéndice de quien soy.

Lo miro como quien mira a un hijo que ya va creciendo y tomando sus propias decisiones: desde la tutela pero desde la observación, al mismo tiempo desde la distancia y desde el afecto.

Es más… he pensado a veces en cambiarle el diseño, renovar la imagen, buscar plantillas más actuales y limpias… pero he decidido que no. Quiero que cuando me acerque sea algo reconocible, como lo son mis manos o mi imagen ante un espejo.

Supongo que les parecerá una contradicción postular día sí y día también las bondades y la necesidad de mirarlo todo desde una visión diferente… y al mismo tiempo declarar esta posición conservadora, coherente con la satisfacción que me da muchas veces el guardar cosas durante largo tiempo (o para siempre), pero déjenme decirles que uno tiene derecho a ser un humano contradictorio… y que para ser sincero, no lo llevo nada mal. :-)

Los buscadores, además, ejercen un papel maligno sobre el ego, inflando las estadísticas en base a búsquedas de imágenes y a algoritmos que cambian y balancean las cifras de un lado a otro sin explicación razonable y sin efecto alguno respecto de medir realmente el alcance del blog.

Así que, asumido desde el principio que esta es una cabaña muy modesta habitada por un escribidor en un rincón, el tiempo transcurrido no ha hecho sino aportar evidencias a las intuiciones. Engañarse a uno mismo es fácil, pero no le encuentro el beneficio, la verdad… Ésta es una bitácora leída por cuatro gatos (muy respetables y valiosos, eso sí), pero tengo que decirles que son ustedes poco más que cuatro… y seguirá siendo así porque entre otras cosas no tengo intención de hacer nada para que este asunto cambie. ;-)

Les daré los números, no faltarán. Seguiré siendo contradictorio, en este mismo post con respecto a lo que en él digo. Y seguiré además celebrando algún pequeño récord si se produce, pero por el simple hecho de que me divierte hacerlo, porque está bien aprovechar una ocasión para celebrar.

Eso sí, antes… vayamos con el resumen de lo publicado, 16-post-16 incluyendo éste…

Reflexiones:

Vibraciones:

Vibraciones sonoras:

Y los restantes:

Solo un post escrito este año tiene el privilegio de estar entre los 20 más leídos en el mismo periodo: “Křižovatka” (325 vistas), aunque estuvieron cerca “Disposición y disponibilidad” (255), “Start-up, emprendimiento, producto y circo” (200), “Resiliencia a relevos” (194) y “Priorizar, esa cómoda falacia” (185).

Como siempre, en el top-10 se sitúan mis artículos ya clásicos sobre autogestión, gestión por competencias, coaching, el mágico “2.0” o algunas reseñas bibliográficas. Para que se hagan una idea, mis reflexiones sobre “ventajas e inconvenientes de la gestión por competencias” ha tenido en los últimos 12 meses la friolera de 3.000 visitas para un total de 5.000 desde que fuera publicado.

Pero en el cuadro de honor, lo que hay realmente que destacar es que varios de los artículos han generado una amplia conversación: en torno a los veinte comentarios han estado “Disposición y disponibilidad”, “La empresa no está” y “Start-up, emprendimiento y producto y circo”, sin despreciar algunas conversaciones muy interesantes alrededor de “Spiral-up process”, “Resiliencia a relevos”, “El ser magnánimo” o “Priorizar, esa cómoda falacia”.

Tengo que reconocer que algunos comentarios de este año me han llegado a ruborizar “virtualmente”: personas que te dicen que leerte les ayuda a tomarse el día con el corazón… no dejan indiferente. Al menos no a mí. A ellos y a todos los que han dejado testigo de su paso por estas páginas, un millón de gracias. Es de verdad lo más gratificante, con mucha diferencia, que te puede pasar cuando escribes para quien quiera leer.

También las suscripciones han vuelto a crecer. Poco, como cada año, pero hacia arriba: hoy son 125 personas, 17 más que un año atrás. Pero también esta cifra (que ésta sí que me importa), tiene una lectura agridulce: mientras era normal que registrara entre 40 y 50 visitas sindicadas hace 12 meses para cada post que escribía, hoy cuesta ver que hay más de 20 de mis suscritos que se molestan en leer cada artículo. No sé si es que los tiempos… no están para la lírica. :-(

Y ya poco más. Dejo abajo algunos de los indicadores actualizados que he venido publicando año a año, incluyendo la evolución de las páginas vistas (sin contar visitas sindicadas). En lo que llevamos de 2013, en cualquier caso, esos cambios de los algoritmos del padre Google parecen estar haciendo mucho daño a mis frías cifras… así que no le daremos demasiada importancia.

A por el quinto… :-)

tabla-año4

mensual1302

Hagamos balance, como cada año, tras el resumen de publicaciones de los 12 meses pasados entregado en el último post.

Esta vida que llevo de tinte e impregnación industrial sigue siendo dura para un escribidor de blogs, hasta el punto de que la mayor satisfacción personal que tengo sobre este año de inquietos es haber conseguido que al menos una vez cada mes hubiera un artículo nuevo en la coctelera.

La verdad es que a humanos y supongo que a algún bot, tengo que agradecerles que sigan pasando por aquí y que aún reaccionen al estímulo de cada nueva publicación, porque la fidelidad no cotiza bien por este tipo de locales en cuanto se huelen señales de abandono.

NÚMEROS.

En números redondos, 25.000 páginas vistas (las mismas que el año anterior a pesar de todo), que llevan el total hasta las 65.000. Una recuperación de cifras al final que empieza a dibujar una mejora para el cuarto año… todo dentro de la inevitable y natural modestia de las cosas de esta casa.

Una de las mayores alegrías: el nuevo incremento en el número de suscriptores, que ya son ya son 109 (1 más que los que anunciaba en el resumen :-) ) entre las distintas vías que observo, es decir, entre las suscripciones por correo, las de Networked Blogs y, sobre todo, las de los feeds vía RSS.

Curiosamente, marzo de 2011 marcó el récord mensual de visitas, con 2.821 páginas vistas… y este marzo 2012 va camino de superarlo. ¿Qué pasa con los marzos? ¿Alguien más ve que son meses especialmente fértiles en visitas? ¿Alguien que le encuentre una explicación a esta obcecación sin sentido? :o

Ahora una de las mayores penas: la caída de las conversaciones. Los tres post más comentados sólo suman 35 comentarios (incluyendo los propios); estos tres artículos han sido:

Cierro con el “top-10″ de los post más vistos del blog a lo largo de estos últimos 12 meses. Sin contar las visitas sindicadas:

Reflexiones: ventajas e inconvenientes de la gestión por competencias 1.048  
Libros que inquietan: “La empresa emergente, la confianza y los desafíos de la transformación” 901  
Vibraciones: África (Re’09) 740  
Reflexiones: una propuesta práctica para comunidades de aprendizaje en la empresa 700  
Reflexiones: soluciones de autogestión 620  
Vibraciones: ignorancia y felicidad 602  
Libros que inquietan: “Atrévase a pensar como Leonardo da Vinci” 584  
Reflexiones: equipos autogestionados 570  
Reflexiones: “El ciclo de la reflexión” y el PDCA 418  
Reflexiones: trabajo 2.0 y libertad 397

·

Ninguna de las entradas del año aparece en la lista, hecho que refuerza la idea de que muchos post tienen vida mucho más allá del momento efímero de su publicación, lo que también gratifica. El post más visto de los publicados en el año ha sido el que glosaba el libro de Trías de Bes y Philip Kotler (Libros que inquietan: “Innovar para ganar – El modelo ABCDEF”, con 379 vistas directas al sitio más 92 sindicadas).

Termino actualizando el cuadro de indicadores más generales, donde se ve el descenso de publicaciones… y también el incremento de lecturas que apunta a que se siguen visitando los viejos post:

APRENDIZAJES.

Ha sido un año para confirmar algunas cosas que ya les contaba hace unas semanas… y algunas otras que les contaré dentro de unos días, respecto de la atención que despiertan algunos artículos que parecen demasiado simples, pero que en mi opinión no lo son.

Es momento de renovar mi red, o al menos de hacerle un par de buenos retoques. Y no sólo porque muchos nodos hayan perdido frecuencia o caudal de conexión y otros se hayan saturado (que ocurre), sino que, sobre todo, porque mi foco de atención se ha ido desplazando también a temas nuevos que me da que no tengo suficientemente bien atendidos.

Y ya más en general sobre la vida 2.0, tengo que confesarles que me está molestando bastante que, cada vez con mayor frecuencia, un nuevo contacto en LinkedIn venga inmediatamente seguido de una acción comercial por su parte. Hasta hace unos meses, se podía contactar con casi cualquiera (o al menos ese era mi caso) con la casi total seguridad de que se iba a respetar tácitamente por su parte ese canal como “espacio libre de propaganda”. Tejer así una gran red de potenciales contactos de lazos débiles era en sí mismo un asunto bien interesante.

Pero si LinkedIn se acaba convirtiendo en un canal de venta personal… quizá deje de atraerme más que para cubrir alguna necesidad esporádica.

O eso… o me planteo el borrar a cada uno que lo intente…

IMPULSOS Y CONVERSACIONES.

En este tercer aniversario quiero de nuevo dar las más efusivas gracias a quienes llegaron, leyeron y comentaron alguno de los post. Fueron: Saioa, Carme, María, Edu, Lesley, Julen, Óscar, Javier, Odilas, Aitor, Eva, María, Javi, Mikel, Eduardo, Yuri, Héctor, Nacho, Juana, DeianeIsabel.

Gracias a todos ellos, a quienes siguen los contenidos por suscripciones o sindicación y a quienes a través de Twitter o Facebook divulgaron lo que les gustó de lo que había escrito.

A por el cuarto año. Si ya somos familia numerosa, aquí comienza el camino hacia la especial… ;-)

Miren por dónde… hemos llegado a los tres años de bitácora.

En las estadísticas de evolución mensual de WordPress ya no se representa toda su vida, así que podemos concluir que a un blog le pasa como a las personas: a medida que crece, los recuerdos de la infancia se difuminan… ;-)

Siguiendo la breve tradición de esta casa, dedicaré este post a hacer un resumen de lo publicado en los últimos 12 meses, para recoger en el próximo artículo un balance más cualitativo y de aprendizaje de lo que llevamos de singladura.

Vaya por delante que este tercer año ha reforzado la tendencia descendente del segundo. De hecho, ha sido la pura disciplina personal el único factor que ha asegurado que no haya pasado un mes sin que al menos un post hubiera sido publicado.

Personas, libros… ¡y música!

A este paso, voy a acabar borrando la categoría de “personas inquietas“, porque por segundo año consecutivo cierra su casillero con un “rosco”. La verdad es que tengo algunos candidatos en reserva, pero siendo como son personas cercanas, supongo que estoy esperando ese episodio memorable que haga rico un post para sus lectores. Así que paciencia…

De libros sí ha habido reseña. A los “Libros que inquietan” se ha sumado:

También hay libros en la recámara. Muchos. Pero también mayor tentación de empezar uno nuevo que de volver sobre los ya leídos.

La gran novedad del año ha sido, sin embargo, el arranque de una nueva categoría: “Vibraciones sonoras“. Un capricho que no encaja demasiado en la declaración fundacional del blog, pero que sin embargo se compadece bien con ese derecho inalienable de cualquier blogger de escribir en él lo que le apetece en cada momento.

Un capricho que será muy protagonista el año 4 y que luego tendrá (con suerte) el crecimiento medido de un único post anual. El arranque se ha dibujado sumando a la declaración de intenciones la primera muestra:

Reflexiones.

Dos bloques configuran las “reflexiones” del año. El primero tiene que ver con algunos apuntes rescatados de proyectos de investigación en materia de “gestión del conocimiento” desarrollados en los años 2002-2004. Aquí están:

El segundo bloque es un territorio aún abierto. Seguro que en 2012 y en años sucesivos aparecen nuevas referencias a la innovación y a los sistemas de innovación estratégica de la empresa. Es lo natural… trabajando en ello.

Los tres posts del año en este apartado han sido:

Vibraciones.

Sólo 6 “vibratos” en una lista de variopinto pelaje, que van desde la queja… hasta el gozo por un hecho trivial o por recordar ese magnífico caso de empresa basada en el conocimiento que les contaba en enero:

Los sueltos.

Pues sólo tres. Así de pobretón se cierra este ejercicio. Si sumamos los dos que hacen la síntesis del año (éste y el que le seguirá esta misma semana) hacen un total de 19 artículos escritos, o sea, 10 menos que en el año anterior… que ya mediaba el de inicio. La síntesis está hecha en:

Y el “ovni” que nos queda:

  • Récord“, un sorprendentemente vital mes de marzo, con 2.821 páginas vistas después de no haber publicado prácticamente nada durante semanas.

En el balance que viene en unos días aparecerán algunos comentarios cualitativos, más jugosos… y algún dato numérico más, pero adelanto un par de cifras para cerrar por hoy:

  • este tercer año, a pesar del drástico descenso de publicaciones, volverá a registrar unas 25.000 páginas vistas, como el pasado, elevando el total por encima de las 65.000;
  • en los últimos 5 meses he vuelto a recuperar el suelo de las 2.000 visitas mensuales que ya era la norma un año atrás y…
  • los suscriptores del blog, por distintas vías, son ya 108. Pocos más (18) que un año atrás, pero más. :-)

Muchas gracias a todos, una vez más, por pasar por este rincón.

Sólo hace unos días que dedicaba un post a explicar, gráfica en mano, la caída de las páginas vistas del blog de los últimos 7 meses (que en términos generales, se ha acercado al 40% del nivel al que había llegado), fruto de la evidente sequía escribana derivada a su vez de mi cambio de ocupación tras el verano pasado.

Marzo ha sido un mes bastante insulso también, donde sólo un resumen del año y una reflexión sobre la naturaleza de la relación de la administración con el ciudadano han aparecido por los fondos del blog.

Ninguno de los tres post, por supuesto, ha sido un best seller… y sin embargo…

Hala… Récord de páginas vistas de la historia de la bitácora que están leyendo.

No lo entiendo.

Pero me encanta seguir viviendo cosas en la red que no alcanzo del todo a entender.

Como anunciaba en el post anterior, es hora de hacer balance después de este segundo año de blog.

Marcado en lo profesional por un cambio de actividad, que me ha llevado desde las áreas de organización, calidad y sistemas (donde ya coqueteaba desde siempre con la innovación en gestión), hasta mis actuales responsabilidades sobre innovación y promoción de nuevos negocios, mi vida en la red se ha resentido visiblemente desde julio de 2010, fecha en que formalmente se producjo el cambio.

Y por consiguiente, inquietos… no ha escapado de ello.

NÚMEROS.

Decía al final del post anterior que esta bitácora había registrado en estos últimos 12 meses unas modestísimas 25.000 páginas vistas, pero que a pesar del “enfriamiento editorial”, había sumado 10.000 más que tras el primer cumpleaños, elevando la cifra total por encima de las 40.000.

En los meses más fecundos se superaron con facilidad las 2.500, aunque el último semestre señala un suelo actual próximo a las 1.500 visitas mensuales.

Como se ve en la gráfica siguiente, el cambio profesional de finales de julio y sus efectos son evidentes…

Ha seguido subiendo el número de suscriptores: ya son unos 90 (lo que supone 40 más que un año atrás) entre las distintas vías que observo, es decir, entre las suscripciones por correo, las de Networked blogs en Facebook y, sobre todo, las de los feeds vía RSS. Un honor…

El día más visitado fue el pasado 6 de julio, con 252 páginas vistas, y el récord mensual apenas rebasó en 4 las 2.800. La mayor conversación se dió hablando de “Reflexiones: trabajo 2.0 y libertad“, que registró 23 comentarios.

Suben las “vistas/post“, pero eso refleja simplemente que sigue habiendo un gran número de visitas a las entradas del primer año, lo cual me resulta gratificante porque supone que pueden estar aportando algún valor independiente del momento en que fueron escritas.

De hecho, sólo 3 de los post de estos últimos meses (los indicados en negrita a continuación) entran en el “top-10″ de los leídos en el mismo periodo:

Reflexiones: soluciones de autogestión 1.468
Reflexiones: confianza 2.0 / vulnerabilidad 1.146
Reflexiones: trabajo 2.0 y libertad 818
Reflexiones: ventajas e inconvenientes de la gestión por competencias 781
Libros que inquietan: “La empresa emergente, la confianza y los desafíos de la transformación” 762
Reflexiones: equipos autogestionados  736
Reflexiones: confianza 2.0 / conclusiones 638
Reflexiones: confianza 2.0 / responsabilidad 588
Libros que inquietan: “Atrévase a pensar como Leonardo da Vinci” 571
Reflexiones: una propuesta práctica para comunidades de aprendizaje en la empresa 502

Otro hecho que refuerza la observación anterior es que ninguna de mis “vibraciones” aparece en esta lista: a veces son más espectaculares y llenan de visitas el blog durante unos días, pero, como cabría suponer por su propia naturaleza desencadenante… envejecen antes.

Lo que no voy a hacer este año es poner la lista de las entradas menos leídas, lo que podríamos llamar el “bottom-10″. A pesar de que siguen en ella algunos de mis posts más queridos, está claro que el marketing no es lo mío, porque visualizarlas hace un año apenas sirvió para añadir un par de visitas esporádicas a sus cuarteles de invierno… y en el fondo, qué quieren que les diga, seguro que les resulta humillante que las muestre en el pelotón de los torpes… ;-)

APRENDIZAJES.

Ni uno, oigan… Ni uno de los aprendizajes que identificaba como fruto de la experiencia de mi primer año de blog lo cambiaría un año después. Son 12 puntos que les invito a que lean o relean en el original, porque siguen resumiendo lo que pienso de esto.

Si acaso, me gustaría añadir tres más:

  • Que es frecuente que, cuando tienes la oportunidad de “desvirtualizar” a alguien… realmente desees conocerle. Y que cuando lo haces, incluso si solo es un poquito más… descubras vida que no estaba en la red. ;-)
  • Que en el terreno profesional (también) hay gente que de verdad “se moja”, que muestra abiertamente sus convicciones… aunque con el tiempo percibas con claridad que su forma de ver este mundo quizá no sea evidente que coincida con los intereses de sus potenciales clientes. Y que lo viven sanamente, desde la convicción y la decisión personal de mostrarse en libertad… Y que no parece irles del todo mal. :-)
  • Que también hay gente que no hace lo anterior. Y que es igual de lícito… pero que no es lo mismo. :-|


IMPULSOS Y CONVERSACIONES.

La actual versión de Twitter y la multiplicidad de acortadores hacen ya muy difícil identificar nominativamente (como hice el año pasado) a quienes han twitteado mis posts a lo largo de este ejercicio. El impulso que dan al número de visitas es siempre muy significativo cuando un artículo concita la atención de varias personas hasta el punto de difundir su existencia entre sus redes. Mil gracias a todos los que lo hicieron.

Más fácil es identificar a quienes abrieron conversación a través de los comentarios: Deiane, Nacho, Amalio, Aitor, Judith, Igor, David, Carme, José Ignacio, Yuri, Eva, Javier, Benito, Aitor, Merche, Manel, Antxon, Eugenio, Roberto, Martín, Jon, Walter, Jaime, María Jesús, McCyAs, Julen, Sonia, Gerardo, Enrique, Iñaki, Jorge, Sergio, Juanjo, Miquel, Asier, Anna, Gloria, Elena, Alberto y Arturo, esta vez del último al primero en aparecer o reaparecer. Gracias especiales a cada uno.

Comentarios y referencias son la vida de este blog, así que vamos a por el tercero: en un año… familia numerosa. ;-)

Pues… dos años.

Ese es el tiempo de vida que alcanzó el lunes pasado este blog, más renqueante que otra cosa a lo largo de los últimos meses como consecuencia de un cambio de actividad laboral que no acaba de encontrar un razonable punto de equilibrio con otros menesteres de la vida.

También este segundo año usaré una entrada (ésta) como “anual de mis anotaciones”, aunque veo que quizá sea más interesante ordenar por bloques de enlaces todo el contenido de la bitácora (y no sólo de lo de cada año), a medida que vaya pasando el tiempo, reflexión que dejo pendiente para cuando cumpla tres…

Eso siempre y cuando no me decida a recategorizar todo lo escrito, algo muy frecuente por lo que veo alrededor, pero que les reconozco me da pereza y pavor… a partes iguales.

Mmmm… no creo que lo haga.

Recuerdos.

La sequía relativa de los últimos meses ha impactado en la estructura del blog de forma sensible, porque mis recuerdos agrupados en “Personas inquietas” se han ausentado por completo… y los “Libros que inquietan” han hecho una simple aparición testimonial:

Ha quedado orientada por tanto mi actividad como escribidor a los capítulos más reflexivos, especialmente centrados en aquéllos con factor desencadenante que denomino “vibraciones”, porque las “reflexiones” exigen descanso en el cuerpo y sosiego en el espíritu… y no ha habido mucho lugar para ello desde julio pasado. Veamos…

Reflexiones.

Como adelantaba en el párrafo anterior, sólo hay diez artículos en esta categoría este año. Cinco de ellos, además, corresponden a una serie que reconozco de difícil lectura (relacionada con el periodo de mi vida en que me sumergí en el mundo del coaching), que traen a la luz algunas dudas instaladas en la racionalidad desde aquel ya lejano 2004:

Pero la auténtica joya de la corona, los triunfadores del año, han sido los artículos de reflexión “sueltos”. Ya sé, ya sé que mis post son demasiado largos (muchos de ustedes me lo dicen dentro y fuera de esta bitácora), pero paradójicamente… por visitas, por comentarios y por riqueza de conversaciones, entre los siguientes están los ‘reyes del mambo 2011′:

Vibraciones.

Las reacciones inmediatas a un estímulo han totalizado este año 16 artículos, agrupados en una serie sobre vídeos y emociones y varios sueltos. Vamos con la serie (los factores desencadenantes, entre corchetes):

Y los sueltos:

Los artículos desnudos.

En los últimos doce meses he dejado un total de 29 artículos (la mitad que en el primer año) que se alcanzan sumando este post y el que sigue, “desestratificados” ambos, fuera de las categorías formales:

Este último vendrá en seguida: ya está en cocina… Contendrá una síntesis de lo que ha sido el año desde el punto de vista de aprendizaje y de los números que miden el blog, cuyas cifras más representativas:

  • apuntan a unas modestas 25.000 páginas vistas (a pesar de todo, 10.000 más que tras el primer cumpleaños, lo que eleva la cifra total por encima de las 40.000);
  • un suelo de 1.500 vistas mensuales (tras haber superado con facilidad en los periodos fecundos las 2.500) y…
  • 90 suscriptores por las distintas vías que controlo (lo que supone 40 más que un año atrás).

Dadas las circunstancias y habiendo demostrado que mi anuncio de que iba a relajar la vigilancia sobre la periodicidad de mis publicaciones iba muy en serio ( ;-) )… pues sigo diciendo… que no está tan mal.

Mil gracias a todos por seguir leyendo y conversando en esta casa.

Nació el 28 de febrero de 2009, con un poco de prisa, para tener cumpleaños todos los años…

En realidad, aunque los “fastos” comenzaron con los artículos que trataban sobre la anatomía de mi red y sobre mi entorno personalizado de aprendizaje (con referencia más general a mi viaje paralelo por el territorio de lo 2.0, de cuyo curso nació este inquietos), el post anterior daba inicio formal a las celebraciones del primer aniversario de este blog que esta entrada va a completar.

NÚMEROS.

Decía al final de la entrada anterior que han sido un total de 59 artículos con más de 15.000 páginas vistas en el año y un promedio en los últimos meses superior a las 1.800 mensuales, más las que procedan de los que estimo serán aproximadamente 50 suscriptores por las distintas vías posibles, habitualmente fieles lectores cuyas visitas no se registran en las gráficas globales estándar de WordPress (lo que no entiendo, ya que sí lo hace en las de cada entrada).

Siguen siendo unos modestísimos “números de blog“, como corresponde a una bitácora pequeña, de rincón de lectura, aunque créanme que muy superiores a las expectativas que tenía hace un año.

Si ya les había comentado que había escapado de la obsesión por el crecimiento de las cifras, aunque sí les prestaba atención, les anuncio que a partir de hoy intentaré desprenderme aún más de los números y concentrarme solamente en lo que más me gusta (escribir y conversar) cuando realmente me apetezca hacerlo.

De todas formas y como muestran los datos de la siguiente tabla, las principales cifras han tenido una evolución positiva frente a los balances que hice a los tres y seis meses, a pesar de que el ritmo de publicación (que, como media y con altibajos, es aproximadamente semanal), haya decrecido ligeramente.

El día en que esta casa estuvo más llena recibió 230 vistas no sindicadas. En la entrada más comentada se quedaron 21 tarjetas de visita, incluyendo las mías de cortés respuesta, claro.

Para terminar, los top ten. En el ranking de los post más vistos se sitúan:

Reflexiones: soluciones de autogestión 1.494
Reflexiones: confianza 2.0 / vulnerabilidad 1.204
Reflexiones: confianza 2.0 / conclusiones 781
Reflexiones: confianza 2.0 / responsabilidad 726
Reflexiones: equipos autogestionados 499
Reflexiones: una propuesta práctica para comunidades de aprendizaje en la empresa 370
Libros que inquietan: “La empresa emergente, la confianza y los desafíos de la transformación” 335
Reflexiones: autogestión 290
Vibraciones: ¿estandarización del pensamiento? 285
Reflexiones: mi entorno personalizado de aprendizaje 266

 

Y entre los pobres post que siempre están a la cola (no cuento el “resumen” pasado, que está demasiado próximo):

Reflexiones: la conversación de Marcio y la facticidad en los sistemas 33
Reflexiones: conocimiento y crisis 30
La vida crece 25
Vibraciones: renacer’06 24
Vibraciones: acabado en “dad” 24
Vibraciones: cosas deliciosas… y yo aquí 18
Libros que inquietan 18
Libros que inquietan: “Memoria del futuro” 17
Reflexiones: kayrós 15
Hello world! 5

 

APRENDIZAJES.

¿Qué creo haber aprendido este año por escribir en un blog?:

  • Que hay un significado nuevo de la palabra “barrio. Es el “barrio virtual”, que luego es más físico de lo que aparenta ;-). Como derivada, que hay muchos barrios en los que la vida tiene matices diferentes, pero en los que las relaciones tejen redes de cotidianidad que empapan con sigilo a todo el que se instala en ellos.
  • Que como en la parte más física, en general en estos barrios habitan personas. 8O
  • Que “tengo un blog” es una gran pista para detectar un “inquieto, aunque sea de formas distintas. :!:
  • Que tu identidad digital la construyes cuando escribes. 8)
  • Que nunca se puede predecir si un artículo va a batir tus récords de visitas o si se quedará al fondo de la lista a pesar de haberle dado varios empujones en Twitter y otras malas artes: cuando creas tener algunas claves, siempre vendrá un día que te demuestre que no. :|
  • Que agosto no es tan mal mes como pensaba y que el invierno no es tan bueno como me imaginaba. :roll:
  • Que “ser audaz” significa “dar el primer paso”, porque después es más fácil: sólo se trata de seguir el camino. :arrow:
  • De éste no estoy seguro del todo, pero… intuyo que la tolerancia no es el fuerte de todos los que están en la red, aunque en casi todos parezca lo contrario. Que cuando te posicionas en territorios ideológicos o morales, aunque sea tan sutilmente que en realidad nadie pueda estar seguro de dónde estás (a lo mejor porque en realidad no estás), hay personas que te etiquetan y disminuyen su interés en lo que escribes. Y aunque menos, pienso que también funciona al revés: el mecanismo parece ser conmutativo. :evil:
  • Que no hay que entregar tus ideas (ni cualquier otra cosa) a quien piensa en no devolvértelas ni a ti. :idea:
  • Que estar en la red te hace conocer personas. Que la desvirtualización es un proceso que no existe si no estás. :)
  • Que estar en la red consume tiempo. Mucho tiempo, si se me permite, pues debe salir de donde ya era escaso. :?
  • Que no todas las listas tienen que tener 10 puntos. :lol:

IMPULSOS.

Este es el momento de agradecer otra vez la divulgación de los artículos que les gustaron a quienes los leyeron. Twitter es un arma poderosa de divulgación y sin el impulso de las recomendaciones traducidas en “RT”, pocos blogs serían lo que hoy son.

Así que gracias de nuevo a @martaromo, @Albarte, @gallas73, @Carmen_Martin, @AliciaPomares, @Humannova, @Yoriento, @EdicionesDeusto, @Odilas, @jmbolivar, @jcbugallo, @JoanSanchez, @InfoALG, @Amblletradepal, @TITONET, @schuschny, @BZMK, @suenosdelarazon, @dreig, @YuriNoda, @mielle, @jano20, @manuelgross, @sergio_sosa, @avyolett, @mgarrigap, @arey, @piscitelli, @LorenaHubierna, @dsanchezbote, @abediaga, @lolalmazan, @luisglez, @arturocastelo, @ignacionacho, @agustibranas… y todos aquellos que hubieran escapado de una revisión apresurada de mi timeline, así como a quienes divulgaron mis post pero sin mencionarme como @jesusfdez, lo que hace casi imposible que pueda recuperar sus referencias.

Ya ven, ser pequeño tiene la ventaja de que uno puede nombrar a todos… salvo error, que no omisión.

CONVERSACIONES.

El último párrafo de este post es precisamente para reconocer lo que más ha enriquecido este año de arranque: la conversación.

Lo que ha hecho más sabrosa la experiencia, lo más gratificante, lo que realmente ha recompensado las horas dedicadas a escribir, buscar y publicar, han sido los comentarios y las conversaciones arrancadas a pedazos asíncronos de mentes y corazones que tuvieron el detalle de dejar rastro en este rincón.

Así que muchas gracias a todos los que llegaron y leyeron, pero muy especiales a David, Txus, Elena, Deiane, Dolors, Julen, Karina, Andrés, Xabier, Jon, Nacho, Marcelí, Naiara, Lola, Yuri, Jaime, Carme, José Miguel, Antton, Iñaki, Miquel, José María, Arati, Diana, Walter, Amalio, Andrés, Magda, Aitor, Javier, Santi, Asier, EvaLuis, Iñaki, Carmen, Jose, Antonella, Alfons, Aitor, Lorena, María Jesús, Pere Joan, Fernando, José Luis, Jaume, Alberto, Estíbaliz, René, María, Virginia, Anna, Manuel, Ibai, Jaime, Sandra, Esther, Mariana y Alfonso.

Por riguroso orden de aparición (también espero no haberme saltado aquí a nadie)… especialmente a todos vosotros, gracias por conversar.

Un año. Confieso que en el pasado mes de agosto me planteé seriamente el carpetazo temprano a esta aventura de inquietos.

El tiempo que puedo dedicar a escribir es muy escaso y el esfuerzo de mantener un ritmo medianamente razonable sólo se sostiene compadeciéndose con noches demasiado cortas y “desapariciones” de aparatos como la televisión, que han perdido incluso su función como gadget básico de adormecimiento y desconexión mental.

Pero inquietos ha llegado a su primer aniversario y aún no va a cerrar, aunque la vida… es siempre impredecible.

Echando la vista atrás, me dan un poco de pena los primeros post, cuando aún no había casi nadie al otro lado, pero he de confesar que también ha habido post más cercanos en los que creía haber volcado reflexiones interesantes, sin que luego el número de visitas corroborara mis expectativas.

Y como también ha habido sorpresas en sentido contrario (entradas que simplemente tenían un tono que yo entendía casi personal, pero que han recibido visitas y comentarios abundantes), concluyo que sigo sin entender del todo las reacciones de ustedes que se pasan por aquí… afortunadamente.

Digamos que voy a convertir este post en “el anual de mis anotaciones” (gracias, Miquel, por la compañía del “semanal” de muchas semanas… ;-) ), resumiendo un año de reflexiones y otras pequeñas historias.

Seguirá, casi de inmediato y para terminar con las celebraciones, otro post con mi balance de este año y algunos números que colocan a esta bitácora en su sitio: un sitio pequeño en el que aún me siento cómodo.

Recuerdos.

Dos capítulos que me han hecho recordar han sido los de “Libros que inquietan” y “Personas inquietas“. Entre los primeros, les he glosado y recomendado:

Entre los segundos, pasaron por aquí mis conversaciones o mis encuentros con:

Pero a lo que más espacio he dedicado este primer año en esta bitácora es a mis pensamientos particulares, en dos vertientes: los que había ido edificando año tras año con los posos de la experiencia profesional… y los volcados casi a botepronto, como reacción a otra lectura, a un taller de trabajo, a un artículo recién leído o a una tesis o comentario sostenido en otro blog. Son los artículos que he etiquetado, respectivamente, como “reflexiones” y “vibraciones”. Vayamos con ellos.

Reflexiones.

Tres grandes series han llenado buena parte de los artículos de este año primero. La primera fue un filtro adolescente de la red, una primera mirada a lo que para mí se estaba abriendo como mundo dopuntocerista, desde el cedazo de una emocionalidad que consideraba (y considero) básica para el trabajo de conocimiento y para la creación de valor en red, la confianza. Recorrí la presencia de la confianza en lo 2.0 desde los juicios que la sustentan:

La segunda, un amplio y creo que completo examen de los límites organizativos y personales que dificultan a empresas avanzadas que eleven sus niveles internos de autogestión, una de las características que yo entiendo pertenecerán a la empresa emergente:

La tercera, una trilogía ocupada en hacer de puente entre dos mundos para afrontar la facticidad de los sistemas y romper sus límites:

En el núcleo de estas series estaban el mundo 2.0 y la empresa. Sobre ambos y sobre la vida profesional en general, mis “sueltos”:

Vibraciones.

Como decía antes: algo sucede… y a mí me apetece escribir sobre ello. O sobre algo marginal, pero estirando de ese hilo. Así, más a borbotones salieron varios artículos como crónica del Re’09, esa fiesta anual de la gente de infonomia que en 2009 se celebró en el Parc de Belloch (lo pondré entre corchetes, como cada elemento desencadenante):

Aunque, en general, aquí predominan, como no podía ser de otra manera, los “sueltos”:

Los artículos desnudos.

Quedan pocos artículos por mencionar. Son los “post desnudos”, los que decidí que vivieran en esta bitácora sin sitio reservado, sin categoría etiquetada, los que pueden llamar… orgánicos. Incluyendo a éste (me gusta la idea recursiva de citarlo a sí mismo) y a los que, aún categorizados, ponen el marco y explican las categorías de los demás, han buscado fortuna:

Esto es todo.

Reconozco que no soy un productor de contenidos muy prolífico, pero tampoco está mal, ¿no creen?

Un total de 59 artículos con unas 15.000 vistas en el año y un promedio en los últimos meses superior a las 1.800 mensuales, más las que procedan de los que estimo serán aproximadamente 50 suscriptores de feeds por las distintas vías posibles.

Como decía antes de comenzar con la lista resumen, mi siguiente entrada tardará muy poco en llegar y se ocupará de hacer un pequeño balance de estos doce meses. Pero hay algo que es necesario adelantar: agradecer las visitas de quienes se pasaron por esta casa, una casa pequeña pero siempre abierta.

Gracias. Gracias a todos.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores