Personas inquietas: Mikel Urizarbarrena

urizarbarrenaAquel 18 de Septiembre de 2006 tuve el privilegio de compartir mesa con una curiosa decena de personas, a muchas de las cuales (como a Mikel Urizarbarrena) no tenía el gusto de conocer personalmente.

Deiane Madinabeitia y Julen Burgoa (hoy en Fatronik) flanqueaban a Juan Luis Irazabal como anfritrión de esa mesa, en la que los invitados que me acompañaban eran Koldo González (entonces director de promoción en Matrici), Juan Mari Uzkudun (recién jubilado de sus responsabilidades en Mondragon), Cristina Garmendia (aún consejera delegada de Genetrix, lejos de pensar-en-ser ministra), Alfonso Martínez Cearra (director general de Bilbao Metrópoli 30), Javier Pagaegi (entonces director de Biobide y hoy en Alium), Carmelo Bengoechea (al frente de las relaciones institucionales de Iberdrola y en calidad de vocal de Aclima) y el propio Mikel.

El motivo de tan extraordinaria reunión, celebrada en la bodega del restaurante Kate Zaharra de Bilbao, era explorar oportunidades para el intraemprendizaje en MAIER S. Coop., desde conversaciones hibridadas entre personas con vivencias muy diferenciadas.

Pero déjenme saltarme el desarrollo del taller y centrarme en la conversación de la sobremesa. No recuerdo al hilo de qué, pero fue entonces cuando Mikel, con esa posición de gravedad sin perder la sonrisa afable que adopta cuando quiere transmitir algo de importancia, nos miró individualmente a todos (no sé cómo se hace, pero les aseguro que se puede) y nos confesó que la decisión más importante y más dificil que había tomado en su vida había sido abandonar la dirección ejecutiva de Panda, dejarla en manos de otra persona.

En aquél momento, cifraba en no más ya de un 10 ó un 15% de su tiempo la dedicación personal a su más conocida creación. Y reconoció que no le había resultado en modo alguno fácil. Nos dijo entonces que su reflexión le había llevado a entender que su principal dedicación debería ser la de generar nuevo valor, que más allá de sus capacidades como gestor, donde resultaba más necesario (y útil) era emprendiendo.

Desde la creación de su primera empresa, Lantek, hasta el reconocimiento social derivado del éxito de Panda Software (hoy Panda Security), la historia de Mikel Urizarbarrena es la de un emprendedor.

semantixActualmente es “presidente de honor” y conserva una importante parte del capital (o eso creo) de Panda Security, hoy en las manos ejecutivas de Juan Santana, pero este año ha sido noticia por el lanzamiento de su nueva aventura empresarial, Semantix, con productos de futuro muy interesantes y con enorme potencial para este mundo global e interconectado; productos como Dixio, que ya podemos probar en algunas webs (un doble click sobre cualquier palabra y tendrán una muestra sencilla).

Me pregunto cuántos empresarios dedican desde hace años la absoluta totalidad de su tiempo a la gestión de operaciones en negocios que crearon, pero que ya han perdido casi cualquier posibilidad de mostrar un futuro envidiable…

Y con disculpas por un inevitable autofiltrado cooperativo… me pregunto igualmente si muchos de los socios y de los responsables orgánicos y ejecutivos de cooperativas no habremos olvidado o adormecido la dimensión “emprendedor” en el ejercicio de nuestra responsabilidad…

Anuncios

8 comments

  1. Hola Jesús
    ¿Qué tiempos aquéllos, eh?

    Me acuerdo de más frases de Mikel: La importancia de “tener la cabeza en el cielo y los pies en la tierra”; del símil que hacía entre el Land Rover que va abriendo camino entre la maleza (él, su nueva función) y el autobús que le sigue (entonces Panda), al que a veces hay que esperar porque al echar la vista atrás se da cuenta de que no los ve.

    También me acuerdo del email que le mandé para invitarle “al evento” cuando aún no sabía ni lo que ibamos a hacer. Por cierto, su secretaria, un encanto.

    Gracias por refrescarme la memoria. Voy a mirar en casa a ver qué guardo de aquél día.

    1. Tenías que comentar tú el post para que regresara a mi memoria su Land Rover y el autobús de Panda… 😉

      Mil gracias (de nuevo).

  2. Kaixo, a lo mejor no esta bien que yo lo diga, pero Mikel que es el Presidente del Consejo de Emprendizaje de Innobasque ha orientado todo nuestro trabajo de una forma impecable. Yo personalmente he aprendido una barbaridad de Mikel. Ha estado implicado en todo: desde la reunión más sencilla hasta la más estratégica, y en los momentos en los que necesitábamos una guía. Yo por lo menos cuando trabajo siempre me pregunto que haría MIkel :). Las aportaciones que más valoro en su colaboración son:
    – Liderar el proceso de puesta en común con agentes relevantes de emprendizaje de cara a aclarar cual era el valor que Innobasque podía aportar en el ecosistema del emprendizaje.
    – Corregir el enfoque en el Cuadro de Mando del Emprendizaje.
    – Darnos cuenta de la importancia de la Campaña de Movilización de los Valores del Emprendizaje y de la Comunidad de Emprendedores.
    – Enfocar el i-Talde de Emprendizaje Social.

    Casi nada…

    1. Hola, Diana.

      Lo primero de todo: mil gracias por pasarte por aquí… y por dejar rastro.

      Pues mira, desconocía que Mikel presidía el Consejo de Emprendizaje de Innobasque. Ya expliqué en su día ( https://jesusfdezblog.wordpress.com/2009/05/28/personas-inquietas-%c2%bfde-quien-hablar/ ) que no podría hablar aquí de “amigos personales” porque en mi actividad profesional no he tenido precisamente abundantes contactos con “personajes” de la ciencia, la economía, la política, la imagen, el arte, los medios o la red.

      Pero sí de personas con las que al menos hubiera mantenido una conversación que me causara un cierto impacto que aún conserve. Aunque sólo he coincidido posteriormente con él en un par de ocasiones, Mikel es una de ellas desde aquel taller del Kate Zaharra.

      Dices que igual no está bien que tú lo digas… Pues yo creo que sí. Paradójicamente, hemos llegado a un punto en que nos cuesta hacer un reconocimiento público de alguien de quien apreciamos su trabajo. Lo dejamos para lo institucional, si es que “toca”, muchas veces inevitablemente teñido de otras connotaciones, pero lo silenciamos desde nuestra propia conciencia como indivíduo. A mí me parece que reconocer un buen trabajo y fundamentarlo como has sido capaz de hacer tú en tu comentario debería ser algo “que nos pidiera el cuerpo”, algo que nos sintiéramos empujados a hacer, aunque solo fuera por un deber de conciencia, por estricta justicia. Es, además y al mismo tiempo, un reconocimiento y un agradecimiento (creo), así que… doble motivo, ¿no?

      Yin y yang… Esta moneda tiene otra cara aún más dañina: tampoco sabemos decirle a alguien que ha hecho un mal trabajo, cuando es así. En nuestra cultura, a la incompetencia, la desidia o la irresponsabilidad, incluso continuadas… con demasiada frecuencia la cubrimos de silencio o de inútiles conversaciones privadas.

      Buff… Me da que me he ido por otro lado… Muchas gracias de nuevo por tu comentario.

    1. Hombres inquietos… Muy interesante, todo. La última pregunta de Mikel Urizarbarrena me da la oportunidad de recordar a un hombre inquieto, valiente como pocos cuando emperraba el franquismo de la postguerra. Le conocí en el umbral de despedida de su vida. Una vida machacada, como veremos, pero luciendo siempre una consciencia extraordinaria. Muy joven, tuvo la audacia rara de enfrentar la maquinaria franquista. Unos malvados, por desgracia, consiguieron castigarle en su cuerpo, durante muchos años. No pudieron con su espíritu siempre inquieto, indomable, de una honestidad y una lucidez extraordinarias.
      La dimensión emprendedora, especifica y sustancial en cualquier proyecto de cooperativa, no existía en la mente de los que pretenden haber creado las cooperativas de Mondragón… El cura y sus chicos. Todos sus relatos en cuanto a su “experiencia” bojan lamentablemente el origen del camino que emprendieron, eso sí, gracias a la “habilidad” y la duplicidad de un cura cogido por un pacto faustiano con el franquismo! Su proyecto, en sus vertientes industriales, financieras y sociales fue canibalizado por el cura y La “ejemplar” cooperativa ULGOR fue creada en 1959… Y no en 1956 como pretenden!…La experiencia verdadera se inició en Elorrio, en 1954, gracias a la iniciativa extraordinaria de un joven, Andoni Esparza, que supo reunir 38 personas en un proyecto de cooperativa –FUNCOR- que empezó a funcionar en Enero de 1955. Tuvo que superar innumerables dificultades y retos. Hombre abierto y generoso no solamente no vi ningún inconveniente en ayudar en el desarrollo industrial y la solución de los problemas a los que se enfrentaban en Mondragón, él fue quien planteó la necesidad de una entidad financiera… Y fue promotor y vicepresidente en el inicio de CAJA LABORAL … Las raíces culturales de la labor de Andoni Esparza y sus inquietudes para cultivarlas y desarrollarlas, con experiencias pilotos de educación y enseñanza, desde la primera infancia, en Elorrio, fueron aniquiladas por el tinglado franquista que regía en Mondragón (igual pero con otros actores y modalidades que en Zaragoza o Pamplona!…). El cura hizo su caminito entre calvario y alabanzas. Los chicos criados, Ormaechea y Cia, han llegado hasta donde vemos…Y lo que queda para elucidar… 40 años después de la muerte de Franco.
      Andoni, dejo la dirección de Funcor en 1970, con 400 empleados. Según parece (….) la empresa se encontraba en una situación difícil… Una avalancha de rumores, bien orquestados, ponía Andoni como el responsable de lo que ocurría… Se fue… A trabajar en otra cooperativa que había creado… En Navarra. Arrestado por la guardia civil, sin motivo declarado, pasó unas semanas en un calabazo, totalmente incomunicado, y fue conducido al tribunal de Durango. Acusaciones de Caja Laboral llevadas por el señor Ardantza… El proceso duro diez años y declaradas todas las acusaciones sin motivos… Llamado, en 1985, a recibir una distinción del gobierno vasco por su participación ineludible en la realización de la película “AMA LUR” (1968), no fue. Ardantza era lehendakari.
      Inquieto, Andoni, fue desde el inicio del proyecto Funcor, muy atento a la expresión artística, subversiva, necesariamente, en aquellas fechas. Ayudo en todo lo posible a unos jóvenes que se aventuraban…Han encontrado este año, en sus archivos, documentos relacionados con un proyecto de Georges Oteiza de quien era amigo íntimo. Una dimensión traicionada y ha acabado donde tenía que caer el camino materialista, miserablemente mitificado, de Ormaechea y Cia.
      La experiencia cooperativista sigue afortunadamente. Y podría salir substancialmente renovada. Falta decir toda la verdad, muy travestida y lamentablemente, en los relatos de Ormaechea y Cia. Basados en estos relatos con el añadido adornador de los “pensamientos”/verborrea del siempre sacerdote se han compilado mentiras y media verdades propagandísticas de todo índole. ¡Sin hablar de los escritos hagiográficos en búsqueda de santificación!…
      Mas datos: “La otra experiencia” Editor, Arrabera/Txalaparta. Autor: Julia Itoiz

      1. Hola, Jean Pierre. Gracias por tu comentario y por haber dedicado un largo tiempo al mismo.

        No es mi objetivo santificar a nadie en mi blog, ni tan siquiera hacer una glosa de las vidas de quienes traigo aquí, cuanto menos una loa. Mis motivos y mis intenciones los expliqué, creo que muy claramente, en el artículo que daba arranque a esta categoría.

        Pero al margen de ello, no me gusta confrontar personajes del pasado y en especial de un pasado cercano. Nombras personas sobre las que mucha gente que les conoce, o les ha conocido bien, haría un gran balance de vida. Pero ya sabemos que todo el mundo tiene sus luces y sus sombras: las tienen, seguro, Mikel Urizarbarrena, Fernando Iglesias, Virginia Imaz y Txus Santos, no dudo que las tendrán Ardanza u Ormaetxea y tengo la certeza de que las tuvieron Arizmendiarrieta… y Andoni Esparza. También las tengo yo.

        Ya llevo muchos años de recorrido, los suficientes como para saber que la vida no es necesariamente justa… y que tampoco hay razones para que lo sea. También he aprendido a trivializar la importancia de las iniciativas emergentes y de las ideas, incluso de las buenas ideas (hasta de las mías)… para valorar cada vez más la capacidad de convertirlas en valor de forma sostenida, en las circunstancias en que en cada momento se impongan. Creo que éste es un valor que tú no aprecias en tu comentario… y para mí es claramente lo más difícil de conseguir.

        No he conocido a Andoni Esparza ni tan siquiera recuerdo haber leído nada sobre él… hasta hoy. Fue, por lo que parece objetivamente, una persona inquieta que merecería su propia entrada en este blog, de habernos conocido. Aunque de lo que he leído, también hay caminos que él transitó que yo no recorrería.

        Pero es igual… Me quedo con que todos ellos dedicaron sus vidas a generar un impacto positivo en las vidas de quienes les rodearon, sin necesidad de haberlo hecho.

        Gracias de nuevo y bienvenido a esta casa.

        1. Kaixo Txus, beti aurrera! Ez lotsatu…
          Luces y sombras… ¡Yo también! Solía decir Andoni: “el hombre es un saco de preguntas…” y siempre rehusaba cualquier sentencia filosófica. La hipocresía, la mentira, los hechos malvados, la codicia, repugnaba. Por testigos que le conocieron cuando joven (17-18 años) en una época terrible de miedo, dolor, miseria y represiones sabemos que manifestaba un talente inquieto, siempre próximo de los necesitados para solventar apuros. Y una dedicación genuina para superar el clima de abatimiento con iniciativas muy arriesgadas… Tenía, ya, una consciencia determinada en conseguir un futuro que daría la vuelta a la situación impuesta de tremenda injusticia. Por lo que sabemos, fue buscando luz relacionándose con gente comprometida en actividades no ortodoxas con el clima franquista… En las márgenes de la iglesia oficial, en lugares de reflexión silenciados por el terror ambiente, con gente insumiso… Dices, “impactos positivos” y es así como lo entiendo. Pero en los tiempos a los que nos referimos, tenían que caminar con mucho cuidado para realizarse. Y una condición inapelable: una consciencia que decía NO a cualquier colaboración con la institución fascista. Esta consciencia se declinó en vertientes varios… Expresión artística… Denuncias y rebeldías que dieron lugar al uso de las armas… Andoni Esparza vivía de muy cerca los acontecimientos. Testigos varios. Y tuvo su visión singular. Fue un verdadero visionario. Sus planteamientos y objetivos eran claros, así como el camino a seguir. Regenerar la esencia de un pueblo aplastado, humillado, edificando un foco de respuesta ejemplar, frente a la desolación y injusticia establecida. La adversidad era patente…En la concesión y primeros pasos de la cooperativa FUNCOR, denuncias cayeron, de los empresarios molestos por la osada competencia, del ayuntamiento, del obispo y trampas, varios. No pudieron con él, hasta los tenebrosos acontecimientos de 1970… Todos sabemos –o no queremos saber- que detrás de los “boyantes” éxitos mercantiles de las “cooperativas de Mondragon” hay sombras y tenebros. Y de “mi saco de preguntas” sale una: ¿cuál ha sido la incidencia, en el gobierno de Euskadi, en los últimos 40 años, de las relaciones por lo menos turbias que tenían algunos caciques de Mondragón con el régimen franquista?… ¡Al día, el trabajo de memoria histórica!
          Caminos transito Andoni, se arriesgó, mucho y con verdadero coraje. Su carrera troncada, con 5 hijos, muy jóvenes, tuvo que pelear…los malévolos le persiguieron sembrando su hiel… Pero Andoni no dejo en el camino su alma de joven visionario; tenía una fe, una confianza inquebrantable en el devenir humano. No era un santo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s