Día: 8 febrero 2010

Reflexiones: mi entorno personalizado de aprendizaje

Llevo 18 meses de presencia entre militante y desbordada en esto de la web social. Y como es una cifra que ha aparecido tantas veces en mis asuntos que cada vez que la veo le busco un significado, me he parado a pensar que mi “dospuntocerismo” podría haber llegado ya a una cierta mayoría de edad medida en meses.

Así que… toca hablar de ello.

Fue a Dolors Reig a quien primero oí hablar de PLE (personal learning environment), o en castellano EPA (entorno personalizado de aprendizaje). Digamos que no sé si alcanzo a captar todas las derivadas que han ido apareciendo, tanto tecnológicas como de conceptualización del término, a lo largo de los últimos meses, pero digamos también que uno de los resultados que más valoro de estos 18 meses es que he ido tejiendo una red de relaciones y conexiones que van configurando lo que yo no dudo en denominar, salvo error conceptual monumental, mi entorno personalizado de aprendizaje, mi EPA-PLE.

He tratado de dibujar esa red como ejercicio de clarificación y, sinceramente, creo que me ha salido “un churro”… Pero ya que me he puesto en ello, pues aquí que la comparto. Eso sí, aviso: si llevan un tiempo creando su propia red, sáltense este post, porque probablemente no vaya a aportarles nada.

Lo primero que hay que decir de esta representación de mi EPA es que es incompleta, que hace aguas por muchas partes. La razón es una simple cuestión de limpieza, porque cuando empecé a sumar más cosas el dibujo se hacía ininteligible. Las principales “ausencias” son las siguientes:

  • Hay fuentes de información que no están recogidas: boletines, suscripciones a mailings o a información de organismos públicos de información o formación, por ejemplo.
  • No he representado el “sistema Intranet”, donde se conectan el blog corporativo de mi empresa, una red en delicious, varias wikis y numerosos servicios y aplicativos orientados al trabajo colaborativo, en número creciente.
  • Tampoco he representado el “sistema Corporación”, que hace referencia a los canales de la web social de MONDRAGON, tanto públicos como restringidos: una wiki como punto de encuentro y, enredados a ella, Google Groups, otras wikis de comunidades y los canales abiertos y públicos en delicious,  flickr, Vimeo, Twitter, LinkedIn y Slideshare.

Algunos comentarios sobre la representación gráfica de este EPA simplificado:

  • Los dos semilleros de contenidos principales son Google Reader y Twitter. Me sirven para sindicar contenidos y personas, respectivamente y por decirlo de algún modo. Reader es mi gran semillero de feeds de fuentes diversas, incluidos etiquetados y búsquedas.
  • Delicious va siendo mi forma de ordenarlo todo: lo que destaco del Reader, lo que encuentro, lo que destaco de Twitter… Primero a favoritos (en cada caso el suyo), luego etiquetado. El uso personal de delicious es muy reciente.
  • Busco personas, contenidos, artículos, blogs, empresas… mi abanico de búsquedas se ha diversificado.
  • En el ámbito de los intereses empresariales, la wiki se ha convertido en un punto de encuentro de entornos de trabajo colaborativo. Sin embargo, en el ámbito de los intereses personales, estoy utilizándola como si fuera una página web clásica, no abierta, donde voy integrando de forma ordenada los artículos que voy publicando en el blog… y algunas otras cosas.
  • Aunque Twitter o Facebook tienen también una cara personal, uso las redes sociales con un objetivo nítidamente profesional, incluso esas dos. La que más he cuidado (con diferencia) es LinkedIn: aunque reconozco que alrededor de Xing se mueven más cosas, en LinkedIn hay más personas y más de mis áreas de interés.
  • Los cimientos de mi identidad digital son mi blog y mis perfiles. Las paredes las van poniendo mis tweets y mis intervenciones en la red. El tejado me lo pone la conciencia de trabajar en una empresa.

Termino con un aprendizaje fruto de este ejercicio: representar una red de forma simple y limpia se vuelve pronto complicado. Las herramientas de visualización de sistemas complejos que he visto en ocasiones me resultan mucho más atractivas ahora que cuando las conocí. La pena es… que he perdido referencias. Así que si alguno conoce alguna herramienta de visualización que reconfigure una red compleja alrededor de uno cualquiera de sus nodos con sólo pinchar en él, agradezco un enlace.

Por lo demás, vivir en red es descubrir que, como en la vida misma, las relaciones lineales solo existen en el imaginario racional, que las distinciones que hacemos sólo sirven para explicarnos, para poder hablar de cada fenómeno… sin que necesariamente representen su realidad. Que sientes que cada día aprendes aunque no sepas decir qué, sino mirar más lejos.

Y que se puede estar o no estar… pero que perder el control detallado de tu red, a poco que decidas dejarla que crezca, es algo inevitable si no quieres que ocuparte de controlarla sea casi lo único que acabes haciendo en tu vida ;-).

Anuncios