Miren por dónde… hemos llegado a los tres años de bitácora.

En las estadísticas de evolución mensual de WordPress ya no se representa toda su vida, así que podemos concluir que a un blog le pasa como a las personas: a medida que crece, los recuerdos de la infancia se difuminan… ;-)

Siguiendo la breve tradición de esta casa, dedicaré este post a hacer un resumen de lo publicado en los últimos 12 meses, para recoger en el próximo artículo un balance más cualitativo y de aprendizaje de lo que llevamos de singladura.

Vaya por delante que este tercer año ha reforzado la tendencia descendente del segundo. De hecho, ha sido la pura disciplina personal el único factor que ha asegurado que no haya pasado un mes sin que al menos un post hubiera sido publicado.

Personas, libros… ¡y música!

A este paso, voy a acabar borrando la categoría de “personas inquietas“, porque por segundo año consecutivo cierra su casillero con un “rosco”. La verdad es que tengo algunos candidatos en reserva, pero siendo como son personas cercanas, supongo que estoy esperando ese episodio memorable que haga rico un post para sus lectores. Así que paciencia…

De libros sí ha habido reseña. A los “Libros que inquietan” se ha sumado:

También hay libros en la recámara. Muchos. Pero también mayor tentación de empezar uno nuevo que de volver sobre los ya leídos.

La gran novedad del año ha sido, sin embargo, el arranque de una nueva categoría: “Vibraciones sonoras“. Un capricho que no encaja demasiado en la declaración fundacional del blog, pero que sin embargo se compadece bien con ese derecho inalienable de cualquier blogger de escribir en él lo que le apetece en cada momento.

Un capricho que será muy protagonista el año 4 y que luego tendrá (con suerte) el crecimiento medido de un único post anual. El arranque se ha dibujado sumando a la declaración de intenciones la primera muestra:

Reflexiones.

Dos bloques configuran las “reflexiones” del año. El primero tiene que ver con algunos apuntes rescatados de proyectos de investigación en materia de “gestión del conocimiento” desarrollados en los años 2002-2004. Aquí están:

El segundo bloque es un territorio aún abierto. Seguro que en 2012 y en años sucesivos aparecen nuevas referencias a la innovación y a los sistemas de innovación estratégica de la empresa. Es lo natural… trabajando en ello.

Los tres posts del año en este apartado han sido:

Vibraciones.

Sólo 6 “vibratos” en una lista de variopinto pelaje, que van desde la queja… hasta el gozo por un hecho trivial o por recordar ese magnífico caso de empresa basada en el conocimiento que les contaba en enero:

Los sueltos.

Pues sólo tres. Así de pobretón se cierra este ejercicio. Si sumamos los dos que hacen la síntesis del año (éste y el que le seguirá esta misma semana) hacen un total de 19 artículos escritos, o sea, 10 menos que en el año anterior… que ya mediaba el de inicio. La síntesis está hecha en:

Y el “ovni” que nos queda:

  • Récord“, un sorprendentemente vital mes de marzo, con 2.821 páginas vistas después de no haber publicado prácticamente nada durante semanas.

En el balance que viene en unos días aparecerán algunos comentarios cualitativos, más jugosos… y algún dato numérico más, pero adelanto un par de cifras para cerrar por hoy:

  • este tercer año, a pesar del drástico descenso de publicaciones, volverá a registrar unas 25.000 páginas vistas, como el pasado, elevando el total por encima de las 65.000;
  • en los últimos 5 meses he vuelto a recuperar el suelo de las 2.000 visitas mensuales que ya era la norma un año atrás y…
  • los suscriptores del blog, por distintas vías, son ya 108. Pocos más (18) que un año atrás, pero más. :-)

Muchas gracias a todos, una vez más, por pasar por este rincón.

About these ads