Vibraciones: Křižovatka

flordepascuaLas emociones, ya sabemos, tienen propiedades.

Por ejemplo… son contagiosas.

Sabemos qué pasa cuando alguien en un grupo introduce una emoción negativa: el grupo entero se contagia y su capacidad de producir y crear se resiente.

Pero lo bueno es que ocurre lo mismo con las emociones positivas… y esa es una gran noticia.

También hemos aprendido que la emoción que se siente y lo que el cuerpo hace se conectan, que podemos intervenir en uno para cambiar la otra…

Antxon Benito compartía este sábado en Facebook un vídeo que me emocionó. Dediqué bastante tiempo a identificar su origen real… y pasé desde una campaña de publicidad de 2010 del grupo asegurador Liberty… hasta un material elaborado por quien aparece en los créditos finales, Křižovatka (creo que utilizan las imágenes de aquélla), una ONG católica de la ciudad checa de Olomuc cuya actividad se centra en apoyar a jóvenes y adolescentes en su entorno familiar y comunitario y a preparar su futuro haciendo especial incidencia en el dominio del idioma inglés.

Para mí, ver estas imágenes ha sido emoción en estado puro. Creo que compartirlas e invitarles a que las disfruten es de las mejores cosas que puedo ofrecer estas navidades a quienes se acerquen por esta casa.

Quiero reivindicar con ello la palabra “caridad”, una palabra incluso despreciada últimamente, a la que se identifica con ligereza con “limosna” y a la que se imputa un trasfondo de superioridad y de lavado de conciencias… muchas veces desde posiciones aparentemente éticas e incluso políticas difícilmente comprensibles.

Quiero reivindicar la idea de “caridad cristiana” como una actitud solidaria con el sufrimiento ajeno, como un sentimiento que impulsa a las personas a la solidaridad con sus semejantes. Y quiero creer que cuando se practica desinteresadamente, por pequeño que sea el gesto… se contagia.

Y que aunque no lo veamos, sucede.

El vídeo termina precisamente con ese versículo que a todos nos resulta familiar: “amarás al prójimo como a ti mismo”. Puesto así, como lo hemos aprendido desde niños, suele quedar como un poco lejano, ¿no creen?

Quizá porque se repite como una cantinela o quizá porque solo usamos la palabra “prójimo” para citar esa frase…

En inglés (americano) es “love your neighbor as yourself” (Matthew 22:39), que podemos traducir desde la literalidad como “ama a tu vecino como a ti mismo”… Y suena más próximo que prójimo.

Hasta donde he podido llegar, “Křižovatka” significa literalmente intersección, cruce… No es mala analogía.

Vecinos y personas que se cruzan con nuestra vida tenemos todos, cada instante del día. Son tiempos difíciles y hay muchas personas que necesitan de otros.

Así que les invito a que, independientemente de su adscripción ideológica o política, cada uno hagamos hoy mismo un gesto de caridad.

Y espero que la solidaridad con cualquiera que a nuestro lado sufra, se transmita viral, como reguero de pólvora, entre los corazones de todos.

Feliz Navidad.

10 comments

  1. Magnífico regalo Jesús! Aunque tan sólo sea porque dar sienta mucho mejor que recibir, tan sólo por eso deberíamos hacernos este favor a nosotros mismos.

    Muchísimas gracias por aliñar tu post con estas imágenes y recordarnos que lo que late dentro de cada uno es la belleza que delatan estos gestos.

    Gracias por estimular la emoción que me ha producido lo que nos ofreces y propones.

    Un abrazo, fuerte y felices Fiestas ¡!

    1. Gracias a ti una vez más, Manel.

      Cada vez que hacemos algo, bueno o malo, alguien lo observa, así que tenemos más “responsabilidad social” (y ahora hablo como personas, no como empresas) de la que somos conscientes. Y si podemos extender los buenos signos, ¿no es magnífico?

      Lo que más me emocionó del vídeo fue que cada uno que realizaba su pequeña buena obra, lo hacía desde la emoción generada por otro que nunca supo que en realidad había contribuido a enlazar esa cadena humana invisible.

      Gente que decide ser amable en ese su momento… sólo porque serlo está bien.

      Un abrazo.

      1. Sí, la estructuración del vídeo es fantástica, además, no siempre hay una correspondencia inmediata entre observar y la buena acción sino que a veces aparecen personajes que han sido observadores mucho antes y actúan unas cuantas “buenas obras” después. También está bien que la correspondencia entre lo que se recibe y lo que se da no siempre parece tener el mismo peso, pero en cambio tiene el mismo valor y significado. Estos detalles lo hacen más creíble y emocionante. Un buen trabajo: intenso y suficiente.

  2. Me gusta escucharte en esa conexión con la emocionalidad en positivo. Podríamos hablar también de compasión, entendiéndolo como preocuparse por otro/a y sentirse solidario. Poner en práctica la empatía acompañada de acción en favor del otro/a. Un abrazo.

    1. La compasión es otra gran palabra, Larraitz. Compadecerse, con-padecerse, padecer-con.

      Ser sensible al sufrimiento de otra persona y preocuparse por ello es el primer paso que uno necesita para actuar. Y aunque la compasión pertenece al dominio de la tristeza, la buena noticia es que es que la acción que provoca… gratifica a todos, ¿verdad?

      Bienvenida, Larraitz. Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

  3. ¿Eres consciente, Jesús, de la emoción que generas desde este espacio?
    No. Supongo que no.
    Porque, aunque no puedo saber de las otras personas que observan por aquí, puedo intuirlas y, por traslación de mis propias emociones, puedo llegar a soñar con una enorme cadena de valiosos y brillantes eslabones.

    Me resulta fácil soñar cuando leo a personas como tú.

    Me resulta fácil soñar cuando reconozco en alguien conceptos que escribo con letras mayúsculas mientras aprendo a grabarlos de piel para adentro.

    Vengo hace tiempo a leerte. Un amigo me mostró el camino y cada vez que me acerco por aquí veo señales de que me quiere bien … y grande. Al igual que tú, habla desde el corazón y desde ahí os escucho yo también.
    Y otros, hoy soy aun más consciente de ésto, me observan a mí. Y sonríen a mis sonrisas, escuchan cómo escucho, responden a los abrazos y a los gestos, … mientras son observados, a su vez …

    Me viene a la cabeza un concepto que me acaban de regalar. La fractalidad . Quizá sea irregular y la repetición se produzca a diferentes escalas, pero el efecto es mágico!!

    Así es, al menos, como yo lo veo. Y por ahí, en alguna parte, te veo a tí, conectándonos …

    Eskerrik asko, bihotzez!!

    1. Gracias, Marta.

      Y tú… ¿eres consciente de la belleza que entrega tu comentario?

      ¿Te conozco? Seguramente no… pero probablemente quien te conozca sabrá que tiene suerte…

      Embriagadora la representación fractal.

      Eres muy bienvenida en esta casa. Un abrazo.

      1. Gracias a tí, Jesús. También por tus amables y bonitas palabras de bienvenida a mi visibilidad.

        El maravilloso camino que he recorrido hasta llegar a tu casa comenzó aquí . Uno de los muchos momentos mágicos que he vivido desde entonces me enredó en una espiral en la que ya creía que culminaba en una preciosa fábula …

        Y mis esfuerzos, sueños, aprendizajes, anhelos, desafíos, realidades, … están muy unidos a este espacio .

        Un abrazo.
        Hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s