AÑO.2 – Resumen

Pues… dos años.

Ese es el tiempo de vida que alcanzó el lunes pasado este blog, más renqueante que otra cosa a lo largo de los últimos meses como consecuencia de un cambio de actividad laboral que no acaba de encontrar un razonable punto de equilibrio con otros menesteres de la vida.

También este segundo año usaré una entrada (ésta) como “anual de mis anotaciones”, aunque veo que quizá sea más interesante ordenar por bloques de enlaces todo el contenido de la bitácora (y no sólo de lo de cada año), a medida que vaya pasando el tiempo, reflexión que dejo pendiente para cuando cumpla tres…

Eso siempre y cuando no me decida a recategorizar todo lo escrito, algo muy frecuente por lo que veo alrededor, pero que les reconozco me da pereza y pavor… a partes iguales.

Mmmm… no creo que lo haga.

Recuerdos.

La sequía relativa de los últimos meses ha impactado en la estructura del blog de forma sensible, porque mis recuerdos agrupados en “Personas inquietas” se han ausentado por completo… y los “Libros que inquietan” han hecho una simple aparición testimonial:

Ha quedado orientada por tanto mi actividad como escribidor a los capítulos más reflexivos, especialmente centrados en aquéllos con factor desencadenante que denomino “vibraciones”, porque las “reflexiones” exigen descanso en el cuerpo y sosiego en el espíritu… y no ha habido mucho lugar para ello desde julio pasado. Veamos…

Reflexiones.

Como adelantaba en el párrafo anterior, sólo hay diez artículos en esta categoría este año. Cinco de ellos, además, corresponden a una serie que reconozco de difícil lectura (relacionada con el periodo de mi vida en que me sumergí en el mundo del coaching), que traen a la luz algunas dudas instaladas en la racionalidad desde aquel ya lejano 2004:

Pero la auténtica joya de la corona, los triunfadores del año, han sido los artículos de reflexión “sueltos”. Ya sé, ya sé que mis post son demasiado largos (muchos de ustedes me lo dicen dentro y fuera de esta bitácora), pero paradójicamente… por visitas, por comentarios y por riqueza de conversaciones, entre los siguientes están los ‘reyes del mambo 2011’:

Vibraciones.

Las reacciones inmediatas a un estímulo han totalizado este año 16 artículos, agrupados en una serie sobre vídeos y emociones y varios sueltos. Vamos con la serie (los factores desencadenantes, entre corchetes):

Y los sueltos:

Los artículos desnudos.

En los últimos doce meses he dejado un total de 29 artículos (la mitad que en el primer año) que se alcanzan sumando este post y el que sigue, “desestratificados” ambos, fuera de las categorías formales:

Este último vendrá en seguida: ya está en cocina… Contendrá una síntesis de lo que ha sido el año desde el punto de vista de aprendizaje y de los números que miden el blog, cuyas cifras más representativas:

  • apuntan a unas modestas 25.000 páginas vistas (a pesar de todo, 10.000 más que tras el primer cumpleaños, lo que eleva la cifra total por encima de las 40.000);
  • un suelo de 1.500 vistas mensuales (tras haber superado con facilidad en los periodos fecundos las 2.500) y…
  • 90 suscriptores por las distintas vías que controlo (lo que supone 40 más que un año atrás).

Dadas las circunstancias y habiendo demostrado que mi anuncio de que iba a relajar la vigilancia sobre la periodicidad de mis publicaciones iba muy en serio ( 😉 )… pues sigo diciendo… que no está tan mal.

Mil gracias a todos por seguir leyendo y conversando en esta casa.

14 comments

  1. Zorionak!
    Aunque haya participado de forma muy puntual… se aprende mucho con tus posts. Sigue así, por lo menos otros tantos años.
    Enhorabuena Jesús.

    1. Gracias, Aitor.
      Felicitar un hito de una bitácora pequeña como ésta ya es participar aportando valor. Encontrarse con lectores, por breves que sean las palabras cruzadas, realmente estimula. Eso te lo aseguro.
      Que conste que echo de menos que siguieras escribiendo sobre logística. Ahora que podría encontrar gente en mi empresa que te leyera… sobre todo… 😉
      Un saludo.

  2. Hombre, Asier, amigo… enhorabuena por el cumple bloguero, que eso siempre hay que festejarlo. Veo que te has currao el resumen, muy completito tu “Informe del Estado del Blog” de este año.
    Siempre hablando desde mi impresión, pienso que tu blog ha crecido en calidad y riqueza de contenidos. Suelo leer tus posts con asiduidad, y te sigo porque cuentas cosas interesantes. Ademas de que tus reflexiones son sinceras, y eso lo valoro mucho.
    Un abrazo!!

    1. Jaaaaaaaaaaaaaaaa…. Jesuuuuuus, colega, ando fatal!!
      No se que me ha pasado pero es que al ver el post de aniversario me lié, y por alguna razon he pensado que era el blog de Asier Gallastegui. Es que creo que el “theme” de Asier antes era muy parecido a éste, o sencillamente voy por ahi hibridando cualquier cosa..jjj.
      Asier me ha tenido que recordar que este blog es el tuyo. Y es que me leí el post, y no ví nada que me advirtiera que no era el de Asier (ahora que lo pienso sí que me pareció raro que dijera que estaba “renqueante” porque él está escribiendo mas ahora).
      Pues eso, compañero… lo rectificaré en Twitter. De todos modos, lo que he puesto “para Asier” pega perfectamente para tí. Me parece muy interesante lo que escribes. Y disculpa la confusión.
      un abrazo, y me alegro verte en Donosti..

      1. Jaaa, ja, ja…

        Amalio: tienes que hacerte mirar esta vida… ¿Demasiados estímulos caóticamente juntos para la capacidad de sinopsis cerebrales de un mortal?

        El “theme” es el mismo que el de Asier, sí… Somos primos de imagen. 🙂

        No, en serio… Oye, tienes tanto que hacer por estos lares últimamente que, aun sabiendo que aquí no encontrarás el sol de Málaga y que nuestro mar es diferente… vas a tener que buscarte un nido por esta tierra.

        Encantado de verte de nuevo y agradecido por tu comentario.
        Un abrazo.

    1. Mil gracias, Nacho.

      Un placer comprobar que hay lectores valiosos…

      … y en realidad…

      … comprobar lo valioso que es que haya un lector.

      Un abrazo.

  3. O sea que te dicen que tus posts son demasiado largos, eh? Eso no es un juicio? Pues ya sabes, los juicios que no sirven, a la basura!

    Es que sino, no serías Jesús!!

    Un abrazo

    1. Bueno, Deiane, la verdad es que no todo el mundo me dice que son demasiado largos. Algunos me dicen, por ejemplo, que hacen una “lectura rápida de los mismos”… 🙂
      Y en lo otro tienes razón: como éste es mi blog, ya hace tiempo que decidí que ese juicio no me servia, así que siguen siendo cortos o largos según me apetece, aunque casi siempre suba la media del estándar bloguero.
      Ganas de coincidir y saber cómo te va…
      Un abrazo.

  4. ¡Feliz cumpleblog, Jesús!
    Disculpa el retraso pero ando muy liada estos días y no llego a todo lo que quisiera.
    Pues que me uno a la ola de felicitaciones. Me encantó descubrir tu blog y más aún después de conocerte. Tus posts, meditados y sobretodo “vividos” son pequeños tesoros que descubro cada vez que me acerco por aquí.
    Zorionak, amigo y por muchos años!

    1. Gracias, Carme.

      Siempre tengo la duda de si ese aporte vital es demasiado personal y hace que me enrolle aún más de lo que lo haría centrándome sólo en la propia materia de cada post, pero ya he llegado a la conclusión de tomármelo con liviandad, en justa correspondencia con el hecho de disfrutar de hacer de este blog una pequeña casa en la que, creo, mi propia vivencia es lo único que únicamente yo puedo entregar.

      Así que… que así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s